Menú Cerrar
Cómo diseñar la portada de una página web

La página de inicio es la más importante en cualquier página web. ¿Qué tiene que tener una buena página de inicio? En breve intentaremos explicar cómo diseñar la portada de una página web.

Del diseño de la portada web y su estructura depende del éxito. Es tu tarjeta de presentación en internet.

La home es una invitación a quedarse, es un primer vistazo de la imagen de nosotros mismos, así que describiremos las características que no deben faltar en tu página de inicio web. Saber cómo hacer una excelente portada en una web es escencial.

1. El encabezado web

En la portada, la cabecera es el primer elemento que observa el visitante, debe ser fácil de leer, específico y fácil comprensión. Debe invitar de manera simple pero entretenida a los visitantes a leer el contenido inicial y luego a completar la acción propuesta. El texto inicial por su parte debe ser corto y conciso, ya sea que aparezca a través de menús o titulares de portada.

Debe verse con claridad y explicar brevemente los detalles de uso de la página. El usuario debe captar en un abrir y cerrar de ojos de qué es la página web.

Cómo diseñar la portada de una página web

Si llega a una web y se queda observando las imágenes pero no sabe donde esta… Fatal Error! Debes pensar, que cuando navegas, a veces estas en varias páginas web a la vez que no recuerdas el nombre de todas y más aun si es la primera vez que llegas. Al igual que en cualquier presentación física lo primero que hacemos es decir nuestro nombre, no olvides hacerlo también en la digital.

2. El poder de las imágenes

Una gráfica vale más que mil palabras. Las gráficas tienen gran poder de convencimiento, muchas personas prefieren mirar a leer. Es curioso pero se sabe que las imágenes de personas son más eficaces que las de objetos. Y si puedes evitar las fotos sacadas de bancos de imágenes mejor. A veces, esas mismas imágenes las podemos encontrar en otras webs y eso resta originalidad y creatividad.

Cómo diseñar la portada de una página web

Siempre una fotografía real de tu empresa o de cómo se trabaja puede ser la mejor opción. Eso sí, recuerda acudir a un fotógrafo profesional para hacer esas fotos. No todos somos fotógrafos.

2.1 La opción de compartir con Facebook, Twitter,…

Ya no se sabe muy bien si las redes sociales llevan a las páginas web o si son éstas las que invitan a visitar aquellas. Lo cierto es que los visitantes deben tener facilidad para compartir la página en sus redes sociales. Facebook y Twitter son las redes sociales más utilizadas y conocidas, pero no las únicas.

Los iconos y enlaces de nuestra web a las redes sociales deben estar en un lugar bien visible en la portada.

Así pues, es muy importante que el menú o al menos la manera de navegar se intuyan en la cabecera de la web, debemos saber cómo podemos continuar navegando por la misma. Esta es una de las razones por las que el menú hamburguesa se ha convertido en un elemento muy popular. Es discreto, ocupa el espacio absolutamente necesario y es un elemento fácilmente reconocible por todos.

3. La sencillez te da más peso

Entre más alternativas se den a los visitantes mayor será la posibilidad de que no la realicen. Demasiados vínculos son contraproducentes. Este es uno de los mayores errores más comunes en internet. Debemos ser claros y directos.

Cómo diseñar la portada de una página web

Las Call to Action (o llamadas de acción), deben estar ubicadas en sitios estratégicos, pero sin abusar de ellas. Colocar demasiadas llamadas puede ser contraproducente. Debemos elegir cuantas Call to Action situar en la portada y en qué tamaño y medida. Recuerda que lo simple y sencillo se recuerda siempre y no todas las acciones que queremos que los usuarios realicen en nuestra página web tienen que aparecer directamente en la Home.

4. La fuerza de la marca

El diseño, cómo no, tiene mucho que decir. Muchos clientes quieren un logotipo más grande, o más pequeño, o fuera de lugar. Por ejemplo en el caso de una landing page lo que se pretende es llamar la atención sobre el objeto, no sobre el logotipo.

El logotipo sirve para relacionar la página con la marca, pero no para ocultar el propósito de la página

Cómo diseñar la portada de una página web

Todas estas recomendaciones también se pueden aplicar a las landing pages. Son muchas las páginas de inicio que en realidad son páginas de aterrizaje (del inglés landing pages). Estas páginas pueden ser la home de una web, pero no necesariamente.

4.1 Iconos, colores, tipografías,…

El diseño web vende. Y para conseguir que la marca tenga fuerza y enganche hay que jugar con los colores, los iconos y crear combinaciones tipográficas que ayuden a vender y a hacer atractiva una web. La fuerza de la marca antes descrita se consigue a través de la combinación de todos estos elementos.

Con estos consejos y recomendacione sobre cómo hacer la portada de una página web los diseñadores web y expertos en marketing digital lo tienen más claro. A pesar de todo hay detalles sobre los que no vale ningún consejo. Estamos hablando de la libertad del diseñador para crear. Ahí, la inspiración y el ver el trabajo de otros muchos profesionales puede ayudar.

Conclusión

La página de inicio de una web es la tarjeta de presentación de cualquier empresa. Y tenemos que cuidar cada detalle y no caer en la redundancia, es un error muy grave de algunos clientes pedir que su página se parezca a… sobre todo a la de su competencia.

Escrito por Samuel Soler

Top